Cuando las ganas de acostarte y dormir un día entero estén a punto de vencer el combate, pero sabes que aún tienes muchas cosas por hacer y quedan también muchas horas en el día, necesitas aplicar algunos consejos para ser productivo, cumplir con tus metas, y seguir siempre avanzando incluso cuando no encuentras la motivación necesaria.

motivación
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

5 consejos para ser productivo

Si te sientes desganado para hacer alguna tarea pero necesitas cumplirla, aplica estos pasos simples que seguro te ayudarán a mejorar tu rendimiento cada día:

1. Analiza cuál es tu problema de productividad: ¿Tienes sueño? ¿tienes hambre? ¿has tenido un mal día? ¿el ambiente laboral te está afectando? Una vez que definas la fuente de tu problema, busca la solución inmediata y más simple, como lavar tu rostro con agua fría, caminar unos metros para activar tus músculos, comer un bocadillo liviano, escuchar música que te haga sentir mejor, o lo que fuera.

2. Organiza tu trabajo: Si la motivación es escasa, desglosa tu trabajo pendiente en metas menores. Organízalas en orden de prioridades, y ve realizándolas de a una. Así, verás de primera mano cómo vas avanzando (lo que te motivará), y también sentirás menos exigencia. Además, podrás ordenarlas haciendo lo más difícil de lunes a miércoles, o quizás en la primera parte de la mañana, dejando las más simples al final del día y de la semana.

Frases-Sobre-Los-Sueños-y-Metas-1
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

3. Clasifica: Además de organizar tu trabajo pendiente para hacer tareas más pequeñas, asegúrate de clasificarlo. Si tienes un mal día, por ejemplo, si estuvieras con pocas energías porque estás gestando un resfriado, analiza si hay algunas tareas que puedes dejar para otro momento. Lo que no sea fundamental en tu mal día, déjalo para más tarde, para mañana, o para cuando puedas atenderla mejor. No te recomendamos la procrastinación, pero a veces es necesario pasar las obligaciones para un momento en el que podamos cumplirlas mejor, si no hay urgencia.

4. Olvídate del multitasking: Muchas veces se aconseja hacer tareas múltiples para ahorrar tiempo. Pero cuando la motivación escasea, ¡olvídate de ello!. Atiende una meta por vez, y asegúrate de estar brindando lo mejor de ti. Si necesitas acortar los tiempos, aprovecha los momentos neutros de una tarea para ir avanzando en la siguiente, por ejemplo, mientras responden a tu email, o mientras imprimes, lo que sea.

5. Descansa: Para ser más productivo cuando estés enfermo, sin ganas, cansado o simplemente desmotivado, asegúrate de tomar descansos regulares. Una vez por hora sal de tu silla y camina algunos pasos por la oficina (simula ir al sanitario si alguien te mira con malos ojos). Aprovecha para lavar tu rostro y tus manos con agua fría, bebe un vaso de agua, y vuelve a tu tarea con mejor enfoque.

helping
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Siguiendo estos simples pasos podrás ser más productivo en el trabajo sin siquiera notar tu esfuerzo.

Pin It on Pinterest