En el año 1985, Peter Kelder publicó el libro “El Antiguo Secreto de la fuente de la juventud”, en donde reveló una serie de 5 ejercicios tibetanos para la longevidad.

Se trata de un programa de 5 ejercicios utilizado por los monjes tibetanos para rejuvenecer o vivir una vida larga, vibrante y saludable. De hecho, este libro afirma que muchos han vivido más tiempo que la mayoría puede imaginar, siguiendo a menudo el programa a llamado los “5 Ritos tibetanos” o cinco ejercicios tibetanos para rejuvenecer.

0
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Los tibetanos afirman que estos ejercicios regulan el sistema endocrino, responsable del buen funcionamiento del cuerpo y del proceso de envejecimiento, ayudan a conciliar el sueño, liberar el estrés, despertarse renovado y con un aspecto juvenil, aliviar dolores, perder peso, mejorar la visión, la memoria y la salud psicofísica, y combatir los dolores de la artritis.

 

Precauciones antes de hacer los ejercicios

  • Durante la primera semana y si estás bien de salud, realiza cada ejercicio tres veces.
  • Si tienes sobrepeso, eres sedentario o tienes problemas de salud, realiza cada ejercicio solo una vez.
    ritos tibetanos
    • Facebook
    • Twitter
    • Google+
    • Pinterest
    • Gmail
    • LinkedIn
  • Si tienes obesidad, no realices el ejercicio 4 y 5, ya que fue desarrollado para quienes tienen una mayor fuerza y resistencia.
  • La segunda semana realiza dos veces cada ejercicio, y la tercera semana repite cada uno tres veces, siempre y cuando tu cuerpo te lo permita.
  • 21 veces es la máxima de cada ejercicio que se puede practicar cada día.
  • Si nunca has hecho actividad física, comienza caminando al menos durante 30 minutos a diario, antes de empezar con la serie de ejercicios tibetanos.
  • Lleva a cabo una dieta libre de azúcares y grasas, y evita todos esos alimentos que causan alergias.
  • Realiza todos los ejercicios cada día, y tómate un descanso de un día si fuera necesario.

A continuación los 5 ejercicios tibetanos para la longevidad:

Ejercicio 1: Ponte de pie con la espalda erguida y los brazos extendidos paralelos al suelo, y en línea con los hombros. Enfoca tu visión en un punto y haz de 1 a 21 giros en torno a las agujas del reloj (sin llegar a marearte), manteniendo siempre tu visión sobre ese mismo punto. Mientras giras, inhala y exhala profundamente.

Ejercicio 2: Acuéstate en el suelo boca arriba con tus brazos extendidos a lo largo de los lados y las palmas contra el suelo. Acerca la barbilla al pecho, mientras subes tus piernas y apuntas el cielo con la planta de tus pies. Ahora, baja las piernas y apoya la cabeza al suelo. Inhala cuando subes y exhala cuando bajes.

Ejercicio 3: Este ejercicio tibetano es muy similar a la postura del camello en Yoga. Para hacerlo, arrodíllate en el suelo sin apoyar los glúteos en los talones, y lleva tus manos sobre el ciático. Inclina tu cabeza y cuello hacia adelante, llevando la barbilla al pecho, y regresa a la pose inicial. Después, tira tu cabeza y cuello hacia atrás, arqueando ligeramente la columna. Inhala cuando arqueas y exhala cuando te enderezas.

90a23-dalailama
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Ejercicio 4: Siéntate en el suelo con las piernas estiradas y separadas a lo ancho de los hombros, pon tus manos junto a tus nalgas y lleva la barbilla al pecho. Ahora, deja caer tu cabeza hacia atrás, y eleva tus caderas simultáneamente, mientras flexionas tus piernas para crear un puente. Inhala al elevar y exhala al regresar a la pose inicial.

Ejercicio 5: Recuéstate en el suelo boca abajo con tus manos a los lados del pecho, y estíralos elevando tu torso y cabeza para imitar la postura de la cobra en Yoga. Ahora, empuja con tus pies, elevando caderas arriba para formar con tu cuerpo una V invertida. Respira mientras arqueas tu columna, y exhala cuando imitas la pose del perro mirando abajo.

De ser posible, haz estos 5 ejercicios tibetanos para mantenerse joven antes del desayuno para obtener todos sus beneficios. Por otro lado, no los hagas si tienes problemas cardiovasculares, Parkinson, lesiones de columna, vértigo, hipotiroidismo o presión arterial elevada. Consulta siempre con tu médico ante cualquier duda.

fc265cb02a807d36c48fa461d2124583
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Gmail
  • LinkedIn

Pin It on Pinterest