No importa cuántas veces caigas, levántate una vez más

No importa cuántas veces caigas, levántate una vez más

Aquí estamos una otra vez, atravesando una situación que demanda de nuestro ser tanta energía, que nos debilita, que nos cuestiona, que nos frustra y hasta nos imposibilita. Una de tantas batallas que nos toca librar en este camino de la vida, cargado de altos y bajos, experiencias que muchas veces no entendemos por qué nos ocurren y se roban tanto de nuestro ser… se roban nuestra sonrisa, nuestro ánimo, nuestro interés… y si les damos más poder producen cambios negativos irreversibles.

Es “normal” que algunas veces las cosas no generen el resultado que deseamos, que el camino se nos cierre de forma hermética, que tengamos trabas para alcanzar un objetivo, que sucumbamos momentáneamente ante nuestros dilemas… Pero es estrictamente necesario levantarnos de esa situación, elevarnos sobre el mal que nos aqueja y no dejarnos vencer.

No importa la situación que enfrentemos, como bien dicen: “si tiene solución, por qué lloras? Si no tiene solución, por qué lloras? Nada debe ocupar nuestra mente de forma tal que nuestro ser se desconecte y no logremos reconocer nuestro valor, nuestra esencia, nuestra fortaleza y nuestra resistencia.

Lo que ahoga a alguien no es caerse al río,
sino mantenerse sumergido en él. ―Paulo Coelho

Todo nos ocurre por una causa que quizás nos cueste trabajo ver y entender. Muchas veces nuestra cabeza está llena de planes que para nosotros son perfectos, porque nos limitamos a lo que conocemos y al aferrarnos a ideas y creencias limitamos nuestras experiencias. No te aferres de forma irracional a lo que crees que está bien, abre tu mente y tu corazón a vivir experiencias cargadas de toda la perfección con la que has sido creado, conéctate a lo positivo, a lo que te nutre, estando en resonancia con la vibración de la vida misma, encontrarás el impulso interior que te ayudará a levantarte.

Tu valor es único, tus destrezas son únicas, eres un ser perfecto tal y como eres, tienes el coraje necesario para vencerlo todo, tienes la fuerza necesaria para crear la vida que mereces. Solo reconoce en tu ser ese poder, no tienes que buscarlo, está allí, en ti. Solo tienes que conectarte con él. Confía en ti para levantarte, alimentar tu lado espiritual te ayudará a tomar fuerzas para continuar fortalecido.

Ciertamente, la vida puede tornarse difícil, podemos pasar por momentos complicados, pérdidas de seres que queremos, podemos sufrir traiciones de quienes amamos, podemos perder nuestro empleo, pelear con algún familiar, vivir en un país complicado… Pero eso no puede quitarle la belleza a la experiencia de vida, eso no debe oscurecer el cristal que nos ponemos para ver nuestro mundo y sus maravillas, eso no debe hacernos desagradecidos de todas las bendiciones que tenemos… Por el contrario, todas esas experiencias y la forma cómo las afrontamos nos marcan, nos definen, nos hacen crecer, aprender… Está en nosotros decidir si hacemos una escalera o si hacemos un hoyo.

La gloria no consiste en no caer nunca, sino más bien en levantarse las veces que sea necesario.
―Mario Benedetti

Caminos para activar la energía de la prosperidad y la abundancia

Caminos para activar la energía de la prosperidad y la abundancia

Cuando hablamos de prosperidad y abundancia parece que nos estemos refiriendo a la pertenencia de una gran cantidad de cosas materiales y tangibles. No obstante, la prosperidad tiene relación con nuestra calidad de vida, con la mejora de una situación o con el éxito y desarrollo favorable de alguna cosa. Hecho puede ser material, o algo que nos aportará bienes materiales, o inmaterial y que nos aportará valores emocionales. Al igual que la abundancia, que también puede hacer referencia a la alta pertinencia de bienes materiales, o a una gran cantidad de momentos felices en nuestras vidas. A continuación os desvelamos algunos de los caminos para activar las situaciones prosperas de nuestras vidas y generar abundancia de momentos felices. 

 

Ser agradecido

 

Percatarnos de todas las bendiciones que recibimos día a día, de los pequeños detalles, de las ligeras muestras de afecto. Cuando nuestras primeras palabras son de agradecimiento por una nueva oportunidad, activamos la energía de la prosperidad. La gratitud es apreciar la vida como es sin intentar cambiarla. Nuestros pensamientos cuando somos agradecidos se invaden con energía positiva y esa sensación de bienestar nos ayuda a vibrar en concordancia con lo que queremos tener en nuestra vida.

 

GRATITUD

Cuando sientes gratitud el miedo desparece y la abundancia aparece.  Anthony Robbins

Tomar decisiones conscientes

 

La toma de decisiones conscientes nos permite definir y filtrar qué es lo queremos. Ante cada decisión que debamos tomar, podemos preguntarnos si ese pequeño paso a dar nos aleja o nos desvía de nuestro camino. A la larga, ¿será beneficioso para nosotros y para quienes nos rodean?

Confiar en la capacidad ilimitada de proveer del universo

 

Nuestro universo nos da infinitas posibilidades para crear nuestra vida, nuestros pensamientos y acciones son los que determinan qué hacemos con los recursos ilimitados y limitados que poseemos. Cómo canalicemos esas energías depende de nosotros, ya que todos nacemos prósperos y con la capacidad de crear la vida que deseamos.

 

UNIVERSO, PERSONA

El universo quiere darle todo. En el momento que cambia su vibración para la abundancia, el universo comenzara a enviarle personas, situaciones y oportunidades que reflejen su estado interior. 

Peggy McColl

Sentirte uno con el universo

 

Sentirnos parte del universo, sentirnos uno con él, ver en el otro algo diferente como individuo, pero saber que a nivel espiritual todos somos lo mismo. Esto, nos hará tener mayor consciencia de nuestro rol, nos alejará de pensamientos negativos y en consecuencia vibraremos en la frecuencia de lo que queremos en nuestras vidas.

Enfocarte en lo que quieres atraer a tu vida

 

Pensar en las cosas que queremos en nuestras vidas y focalizar nuestros pensamientos  y acciones en lo que deseamos conseguir, no desde la necesidad y la dependencia, sino desde la certeza de que se conseguirá. Nos alienaremos con la prosperidad infinita del universo.

Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla

Paulo Coelho

buddha

Manteniendo una buena actitud, y a través de estos caminos, el universo nos mostrará que es lo que tiene disponible para nosotros. Es necesario usar nuestra capacidad creativa y no pensar que tenemos recursos limitados, sino pensar que todo lo que necesitamos está a nuestro alcance. Sino disponemos de ello, lo creamos. No nos preocupamos (normalmente), porque el aire que respiramos se acabe, porque lo pensamos infinito, sabemos que con solo inhalar nuestra necesidad está cubierta. Igual pasa con todo, piensa que hay suficiente para ti, activa tus energías y consigue lo que quieres en tu vida.

El mundo está lleno de abundancia y oportunidades, pero muchas personas llegan a la fuente de la vida con una cuchara en vez de una pala. Esperan poco y como resultado reciben poco. Ben Sweetland

¿Estás malgastando tu vida?

¿Estás malgastando tu vida?

La felicidad se define como el estado de animo que experimentamos cuando experimentamos una situación plenamente satisfactoria. Asimismo, este estado ideal no solo aparece en situaciones concretas; amar lo que hacemos, disfrutar de nuestra familia y amigos o actuar de acuerdo a lo que sentimos también forman parte de nuestra felicidad.

Algunas veces nos montamos en una rueda de hámster y comenzamos a caminar y caminar, solo bajo la inercia de la rueda, y eso que gira es nuestro tiempo y por ende, nuestra vida. Vivir bajo la fuerza inercia, no nos permite conectarnos, conocernos, disfrutar… Si en algún momento nos bajamos de esa rueda podremos ver atrás días idénticos entre sí, sin motivo ni razón, días sin emociones agradables, sin cambios y sin crecimientos importantes.

Experiencia felicidad

La experiencia de la vida nos da un número infinito de posibilidades, para crecer, para relacionarnos, para ser exitosos, para marcar la diferencia, para hacer de este mundo uno mejor. Debemos invertir nuestro tiempo, que es nuestro recurso más preciado, en cosas que nos hagan vibrar, que nos hagan sonreír el alma, que nos llenen de recuerdos que podamos utilizar para recrear una vida plena, que al voltear atrás digamos: Oh sí! Ésta ha sido mi vida y ha sido espectacular!

 

 

“Cuando tenía 17, leí una frase que iba más o menos así: ‘si vives cada día como si fuera el último de tu vida, algún día estarás en lo cierto’. Me impresionó mucho, y desde entonces, los últimos 33 años, cada mañana me veo en el espejo y me pregunto: ‘si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?’ Y cuando la respuesta ha sido ‘No’ por varios días consecutivos, sé que hay algo que tengo que cambiar.” Steve Jobs

Lo que Steve Jobs quiso decir con este poderoso mensaje es que debemos reflexionar diariamente sobre en que momento nos encontramos de nuestra vida, y si estamos donde realmente queremos estar. Generalmente cuando nos sentimos satisfechos, plenos, felices, nos gusta lo que hacemos, estamos rodeados de personas que nos suman, ni siquiera se nos cruza por la mente realizar revisión alguna.

Padre hijo

El problema se presenta cuando estamos decaídos, insatisfechos, desconectados totalmente con nuestro bienestar. A veces estamos tan sumergidos en la rutina, en la apatía, que ni siquiera se nos cruza por la mente cuestionar nuestros días y es allí donde la vida se nos diluye, se nos va, desgastándonos en personas y cosas que no valen la pena ni el tiempo. ¿Estás malgastando tu vida?

Pregúntate alguna de estas cosas y tus respuestas serán la llave de la puerta que aún no ves:

  • ¿A qué le dedicas la mayor parte de tu tiempo?
  • ¿Eres bueno en lo que haces?
  • ¿Podrías ser mejor en otras cosas?
  • ¿Lo que haces para ganarte la vida, lo podrías hacer sin que te remuneraran?
  • ¿Con qué frecuencia compartes tiempo de calidad con las personas que quieres?
  • ¿Tienes una lista de sueños o cosas que te gustaría hacer que no le has marcado ningún check?
  • ¿Las personas importantes para ti colaboran en tu bienestar?
  • ¿Con qué frecuencia realizas actividades que te gustan, por ejemplo: leer un libro, ir al cine, hacer ejercicio, escalar una montaña, bailar una canción de tu agrado, comer en familia?
  • ¿Tus pensamientos son positivos? ¿Tu mente trabaja en contra con pensamientos negativos?
  • Lo que piensas, ¿lo que dices? Lo que haces, ¿va acorde con lo que piensas y sientes?
  • ¿Con qué frecuencia tomas un momento solo para ti?

Si al revisar tu vida, no te reconoces, cambia, toma acciones, no te pierdas esta experiencia, quizás tengamos más de una, pero ¿por qué desperdiciar ésta?

9 cosas que nos hacen únicos

9 cosas que nos hacen únicos

Muchas de las cosas que nos rodean son transitorias y circunstanciales. Nuestros bienes materiales, nuestro trabajo, nuestras amistades, nuestras preferencias… Sin embargo, hay cosas que forman parte de nosotros y que perduran durante toda nuestra vida. Se trata de piezas clave en nuestra identidad que debemos de apreciar y potenciar como el gran tesoro que son. A continuación os dejamos las 9 cosas que jamás desaparecerán y que nos hacen únicos:

 

1.Tu singularidad

 

Eres único e irrepetible, hay una magia en torno a ti que es solo tuya. No pierdas el tiempo intentando ser otra persona, quiérete a ti mismo con tus cualidades y tus defectos. Al fin y al cabo todo el mundo los tiene. Trabaja cada día por ser la mejor versión de ti mismo. Disfruta de tu singularidad. Es una condición necesaria para la felicidad y el éxito. Mereces llevar una sonrisa en tu corazón. No por lo que tienes o haces, sino por lo que eres.

ÚNICO

2. Cómo te sientes acerca de ti mismo

 

Se necesita mucho tiempo para aprender a no juzgarte a ti mismo a través de los ojos de los demás, pero una vez que lo haces eres libre. Mereces hacer con tu vida lo que quieras para ser feliz y buscar tu propio camino. Lo importante es cómo te sientes tú con respecto a ti y a tu vida, que para eso es tuya. No dejes que nadie te diga cómo tienes que ser o cómo tiene que actuar.

 

3. Tu determinación

 

Cuando la vida te presente dificultades, realmente te está dando la oportunidad de crecer y ser valiente. Nada es permanente en este mundo, ni siquiera tus errores, fracasos y problemas. Si mantienes tus ojos abiertos y tus pies hacia delante finalmente encontrarás lo que necesitas. Establece cuales son tus objetivos y lucha por conseguirlos.

Tomar decisiones

 

 

4. Tu intuición

 

Sigue a tu intuición. Actúa según tujuicio. Puedes dejarte aconsejar, pero la decisión final es tuya. Cada uno tienen su punto de vista, haz caso a tu sentido interior. No esperes a que las circunstancias externas se alineen perfectamente con el fin de presentarte la vida que has estado soñando. Lo que estás buscando ya está en algún lugar de ti.

 

Si piensas como los demás, realmente no estás pensando. Gandhi dijo:

 

“¿Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mi concierne diciendo que es lo que te dice tu voz interior.” 

5. Tu actitud

 

Frente a una situación determinada lo único que realmente puedes controlar es la actitud que tengas frente a ella. Algo que nadie podrá quitarte es la forma en la que decides responder a lo que otros dicen o hacen. Eres libre de elegir cómo comportarte en cada situación. ¿Por qué no elegir ser feliz y positivo?Independientemente a lo que nos enfrentemos, nuestra actitud es nuestra elección. Tu actitud marca tu altitud.

 

6. Tu capacidad para dar y recibir amor

 

El 99% de las veces obtienes lo que das. El amor puede ser en forma de una sonrisa, un oído que escucha o una mano amiga. Recuerda que hacer felices a los demás también es una forma de hacerte feliz a ti mismo. Si desprendes energía positiva, tu entorno se impregnará de ella. Tal como lo decían los Beatles en una de sus canciones: “el amor que recibes, es igual al amor que das.”

Dar y recibir amor

7. Tus experiencias de la vida y las lecciones aprendidas

 

La sabiduría está esculpida en el tiempo. Viene acompañada de pérdidas, lecciones y triunfos. Viene después de las dudas, suposiciones e incógnitas. Las semillas del éxito se plantan en tus fracasos del pasado. Tus mejores historias nacerán de la superación de tus mayores luchas, tus elogios nacerán de tus dolores. Así que manténte en pie y sigue aprendiendo.

8. Tu esperanza

 

No son las cargas que llevas, sino la forma en la que las transportas. Los mayores obstáculos que se interponen entre una persona y sus sueños son sus miedos. La esperanza es esa pequeña voz que susurra en tu cabeza “quizás”,cuando parece que todo a nuestro alrededor se viene abajo, si te detienes unos minutos, y observas, verás que no es así.

9. El seguir adelante

 

 

La decisión de seguir adelante es tuya. No permitas que las relaciones pasadas y viejos errores detengan tu andar. Al hacerlo estás dando parte de tu vida a algo que ya no existe. Las cicatrices nos recuerdan dónde hemos estado, nohacia dónde nos dirigimos. Esto se lo irás sabiendo con el tiempo, mantén siempre la vista al frente.

FELICIDAD

Se productivo aunque no estés motivado

Se productivo aunque no estés motivado

Cuando las ganas de acostarte y dormir un día entero estén a punto de vencer el combate, pero sabes que aún tienes muchas cosas por hacer y quedan también muchas horas en el día, necesitas aplicar algunos consejos para ser productivo, cumplir con tus metas, y seguir siempre avanzando incluso cuando no encuentras la motivación necesaria.

motivación

5 consejos para ser productivo

Si te sientes desganado para hacer alguna tarea pero necesitas cumplirla, aplica estos pasos simples que seguro te ayudarán a mejorar tu rendimiento cada día:

1. Analiza cuál es tu problema de productividad: ¿Tienes sueño? ¿tienes hambre? ¿has tenido un mal día? ¿el ambiente laboral te está afectando? Una vez que definas la fuente de tu problema, busca la solución inmediata y más simple, como lavar tu rostro con agua fría, caminar unos metros para activar tus músculos, comer un bocadillo liviano, escuchar música que te haga sentir mejor, o lo que fuera.

2. Organiza tu trabajo: Si la motivación es escasa, desglosa tu trabajo pendiente en metas menores. Organízalas en orden de prioridades, y ve realizándolas de a una. Así, verás de primera mano cómo vas avanzando (lo que te motivará), y también sentirás menos exigencia. Además, podrás ordenarlas haciendo lo más difícil de lunes a miércoles, o quizás en la primera parte de la mañana, dejando las más simples al final del día y de la semana.

Frases-Sobre-Los-Sueños-y-Metas-1

3. Clasifica: Además de organizar tu trabajo pendiente para hacer tareas más pequeñas, asegúrate de clasificarlo. Si tienes un mal día, por ejemplo, si estuvieras con pocas energías porque estás gestando un resfriado, analiza si hay algunas tareas que puedes dejar para otro momento. Lo que no sea fundamental en tu mal día, déjalo para más tarde, para mañana, o para cuando puedas atenderla mejor. No te recomendamos la procrastinación, pero a veces es necesario pasar las obligaciones para un momento en el que podamos cumplirlas mejor, si no hay urgencia.

4. Olvídate del multitasking: Muchas veces se aconseja hacer tareas múltiples para ahorrar tiempo. Pero cuando la motivación escasea, ¡olvídate de ello!. Atiende una meta por vez, y asegúrate de estar brindando lo mejor de ti. Si necesitas acortar los tiempos, aprovecha los momentos neutros de una tarea para ir avanzando en la siguiente, por ejemplo, mientras responden a tu email, o mientras imprimes, lo que sea.

5. Descansa: Para ser más productivo cuando estés enfermo, sin ganas, cansado o simplemente desmotivado, asegúrate de tomar descansos regulares. Una vez por hora sal de tu silla y camina algunos pasos por la oficina (simula ir al sanitario si alguien te mira con malos ojos). Aprovecha para lavar tu rostro y tus manos con agua fría, bebe un vaso de agua, y vuelve a tu tarea con mejor enfoque.

helping

Siguiendo estos simples pasos podrás ser más productivo en el trabajo sin siquiera notar tu esfuerzo.

Elimina el “no puedo” de tu diccionario

Elimina el “no puedo” de tu diccionario

Muchas veces las barreras no están en el exterior sino en nosotros mismos.

Puede que el objetivo sea difícil pero si cuidas tu lenguaje interior será más asequible. Con pensamientos motivadores como por ejemplo “Lo voy a conseguir”, la meta se ve más cerca.

2014.01.14 levántate

“No puedo” es la peor frase que se ha escrito o hablado, haciendo más daño que la calumnia o las mentiras. Sobre ella muchos espíritus fuertes se han quebrantado y con ella muchos buenos propósitos mueren. “No puedo” es la madre de la iniciativa débil; debilita los esfuerzos de inteligentes artesanos y hace del que trabaja un indolente conformista.

El sueño más grande no es aquel que puedas imaginar, sino el que puedas realizar; El hombre piensa que él hace el pensamiento grande, pero en realidad es el pensamiento que hace grande al hombre. Si siempre piensas en lo que eras, seguirás siendo lo que piensas, no podrás ser lo que deseas, hasta que dejes de pensar en lo que eras. 

Dicen que la raíz de todo esta en el comienzo, todo proceso lleva una finalidad, pero lo que importa no es la finalidad si no el sentido del proceso, disfrutar del camino. Mientras creces es la mayor energía que puedes sentir y anclarte es morir en el intento, no importa cuantos soles veas, no importa cuantas lunas duerman lo real, estas vivo y puedes contemplarlas.

Bj7WLhrIUAITMQl

Con estos tres hábitos eliminaras ese yugo que tenemos interiormente y nos frena muchas veces en nuestra vida:

Cambia tus creencias. Empieza por sustituir los pensamientos negativos por otros más positivos sobre la posibilidad de llevar a cabo aquello que deseas. En lugar que pensar que no podrás alcanzar tus propósitos, piensa que merece la pena probar, sin miedo a que las cosas no salgan cómo deseas. El miedo al fracaso es el principal motivo por el que las personas no se atreven a perseguir sus sueños. No quieras cambiar la realidad, sino tu forma de percibirla.

Modifica tu lenguaje. La forma de expresarnos es muy importante a la hora de ir en pos de aquello que anhelamos. Elimina de tu lenguaje el “no puedo” y sustitúyelo por el “sí, quiero”. Utiliza frases motivantes en tu diálogo interno, como “voy a intentarlo” o “si persevero en mi empeño, lo conseguiré”. Ten claro que “querer es poder”.

Traza un plan de acción. Para conseguir una meta, es necesario definir claramente qué se quiere y fijar un camino claro hasta llegar a ella. Una buena técnica es anotar los pasos necesarios para lograr el objetivo final e ir tachando cada uno de ellos conforme se vayan dando, sintiendo cómo poco a poco se van subiendo los peldaños de la escalera que te llevarán hasta tus sueños.

1275593968_196c96ed52b0604702a464

Cada vez que lleguen a ti pensamientos negativos, cada vez que escuches esa voz interna diciéndote “no puedes”,  ríete y convéncete a ti mismo que naciste para triunfar y para ser todo lo que has soñado.

Pin It on Pinterest