No importa cuántas veces caigas, levántate una vez más

No importa cuántas veces caigas, levántate una vez más

Aquí estamos una otra vez, atravesando una situación que demanda de nuestro ser tanta energía, que nos debilita, que nos cuestiona, que nos frustra y hasta nos imposibilita. Una de tantas batallas que nos toca librar en este camino de la vida, cargado de altos y bajos, experiencias que muchas veces no entendemos por qué nos ocurren y se roban tanto de nuestro ser… se roban nuestra sonrisa, nuestro ánimo, nuestro interés… y si les damos más poder producen cambios negativos irreversibles.

Es “normal” que algunas veces las cosas no generen el resultado que deseamos, que el camino se nos cierre de forma hermética, que tengamos trabas para alcanzar un objetivo, que sucumbamos momentáneamente ante nuestros dilemas… Pero es estrictamente necesario levantarnos de esa situación, elevarnos sobre el mal que nos aqueja y no dejarnos vencer.

No importa la situación que enfrentemos, como bien dicen: “si tiene solución, por qué lloras? Si no tiene solución, por qué lloras? Nada debe ocupar nuestra mente de forma tal que nuestro ser se desconecte y no logremos reconocer nuestro valor, nuestra esencia, nuestra fortaleza y nuestra resistencia.

Lo que ahoga a alguien no es caerse al río,
sino mantenerse sumergido en él. ―Paulo Coelho

Todo nos ocurre por una causa que quizás nos cueste trabajo ver y entender. Muchas veces nuestra cabeza está llena de planes que para nosotros son perfectos, porque nos limitamos a lo que conocemos y al aferrarnos a ideas y creencias limitamos nuestras experiencias. No te aferres de forma irracional a lo que crees que está bien, abre tu mente y tu corazón a vivir experiencias cargadas de toda la perfección con la que has sido creado, conéctate a lo positivo, a lo que te nutre, estando en resonancia con la vibración de la vida misma, encontrarás el impulso interior que te ayudará a levantarte.

Tu valor es único, tus destrezas son únicas, eres un ser perfecto tal y como eres, tienes el coraje necesario para vencerlo todo, tienes la fuerza necesaria para crear la vida que mereces. Solo reconoce en tu ser ese poder, no tienes que buscarlo, está allí, en ti. Solo tienes que conectarte con él. Confía en ti para levantarte, alimentar tu lado espiritual te ayudará a tomar fuerzas para continuar fortalecido.

Ciertamente, la vida puede tornarse difícil, podemos pasar por momentos complicados, pérdidas de seres que queremos, podemos sufrir traiciones de quienes amamos, podemos perder nuestro empleo, pelear con algún familiar, vivir en un país complicado… Pero eso no puede quitarle la belleza a la experiencia de vida, eso no debe oscurecer el cristal que nos ponemos para ver nuestro mundo y sus maravillas, eso no debe hacernos desagradecidos de todas las bendiciones que tenemos… Por el contrario, todas esas experiencias y la forma cómo las afrontamos nos marcan, nos definen, nos hacen crecer, aprender… Está en nosotros decidir si hacemos una escalera o si hacemos un hoyo.

La gloria no consiste en no caer nunca, sino más bien en levantarse las veces que sea necesario.
―Mario Benedetti

Caminos para activar la energía de la prosperidad y la abundancia

Caminos para activar la energía de la prosperidad y la abundancia

Cuando hablamos de prosperidad y abundancia parece que nos estemos refiriendo a la pertenencia de una gran cantidad de cosas materiales y tangibles. No obstante, la prosperidad tiene relación con nuestra calidad de vida, con la mejora de una situación o con el éxito y desarrollo favorable de alguna cosa. Hecho puede ser material, o algo que nos aportará bienes materiales, o inmaterial y que nos aportará valores emocionales. Al igual que la abundancia, que también puede hacer referencia a la alta pertinencia de bienes materiales, o a una gran cantidad de momentos felices en nuestras vidas. A continuación os desvelamos algunos de los caminos para activar las situaciones prosperas de nuestras vidas y generar abundancia de momentos felices. 

 

Ser agradecido

 

Percatarnos de todas las bendiciones que recibimos día a día, de los pequeños detalles, de las ligeras muestras de afecto. Cuando nuestras primeras palabras son de agradecimiento por una nueva oportunidad, activamos la energía de la prosperidad. La gratitud es apreciar la vida como es sin intentar cambiarla. Nuestros pensamientos cuando somos agradecidos se invaden con energía positiva y esa sensación de bienestar nos ayuda a vibrar en concordancia con lo que queremos tener en nuestra vida.

 

GRATITUD

Cuando sientes gratitud el miedo desparece y la abundancia aparece.  Anthony Robbins

Tomar decisiones conscientes

 

La toma de decisiones conscientes nos permite definir y filtrar qué es lo queremos. Ante cada decisión que debamos tomar, podemos preguntarnos si ese pequeño paso a dar nos aleja o nos desvía de nuestro camino. A la larga, ¿será beneficioso para nosotros y para quienes nos rodean?

Confiar en la capacidad ilimitada de proveer del universo

 

Nuestro universo nos da infinitas posibilidades para crear nuestra vida, nuestros pensamientos y acciones son los que determinan qué hacemos con los recursos ilimitados y limitados que poseemos. Cómo canalicemos esas energías depende de nosotros, ya que todos nacemos prósperos y con la capacidad de crear la vida que deseamos.

 

UNIVERSO, PERSONA

El universo quiere darle todo. En el momento que cambia su vibración para la abundancia, el universo comenzara a enviarle personas, situaciones y oportunidades que reflejen su estado interior. 

Peggy McColl

Sentirte uno con el universo

 

Sentirnos parte del universo, sentirnos uno con él, ver en el otro algo diferente como individuo, pero saber que a nivel espiritual todos somos lo mismo. Esto, nos hará tener mayor consciencia de nuestro rol, nos alejará de pensamientos negativos y en consecuencia vibraremos en la frecuencia de lo que queremos en nuestras vidas.

Enfocarte en lo que quieres atraer a tu vida

 

Pensar en las cosas que queremos en nuestras vidas y focalizar nuestros pensamientos  y acciones en lo que deseamos conseguir, no desde la necesidad y la dependencia, sino desde la certeza de que se conseguirá. Nos alienaremos con la prosperidad infinita del universo.

Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla

Paulo Coelho

buddha

Manteniendo una buena actitud, y a través de estos caminos, el universo nos mostrará que es lo que tiene disponible para nosotros. Es necesario usar nuestra capacidad creativa y no pensar que tenemos recursos limitados, sino pensar que todo lo que necesitamos está a nuestro alcance. Sino disponemos de ello, lo creamos. No nos preocupamos (normalmente), porque el aire que respiramos se acabe, porque lo pensamos infinito, sabemos que con solo inhalar nuestra necesidad está cubierta. Igual pasa con todo, piensa que hay suficiente para ti, activa tus energías y consigue lo que quieres en tu vida.

El mundo está lleno de abundancia y oportunidades, pero muchas personas llegan a la fuente de la vida con una cuchara en vez de una pala. Esperan poco y como resultado reciben poco. Ben Sweetland

Consecuencias del Karma

Consecuencias del Karma

La doctrina budista fundamental es la de la coproducción condicionada. Todo surge en dependencia de ciertas condiciones y nada tiene una esencia fija y básica; tampoco nosotros. Lo que somos ahora es el resultado de las condiciones de nuestro pasado. Lo que seremos en el futuro estará determinado por las condiciones del presente y uno de los factores determinantes principales de lo que seremos en el futuro es nuestro comportamiento actual.

7e49d9b451168c2e59db2db84bf58803

Nuestros actos determinan lo que somos. Esta premisa hace posible una vida espiritual y el Buda así lo entendió. Al empezar a cambiar nuestro comportamiento también comenzamos a hacernos diferentes. Ésta es la raíz de toda creatividad. No estamos predestinados a repetir las pautas de comportamiento del pasado, volviendo a ser la misma persona una y otra vez, sino que podemos convertirnos en una nueva persona. Cada instante de la vida presenta una serie infinita de posibilidades.

La ley del karma

La forma en que configuramos nuestra personalidad, es decir, lo que somos, está determinado por la clase de karma que tenemos, o sea, por los actos de voluntad. Se suele pensar erróneamente que el karma es una forma de retribución universal divina. Sin embargo, muy al contrario, la ley del karma sólo sugiere que las acciones volitivas acarrean consecuencias inevitables. Se trata, sencillamente, de una extensión de la doctrina fundamental de la coproducción condicionada.

Cinco clases de condicionalidad

Según el Attahasalini sutta, uno de los primeros tratados, existen cinco clases distintas de condicionalidad o niyamas, cuyo estudio arrojará algo de luz al concepto budista de karma.

La primera clase y la más importante es la condicionalidad “física inorgánica”, que comprende todas las leyes que determinan la manera en que funciona la materia a nivel inorgánico, es decir, todas las leyes de la física y la química.

El siguiente nivel, un tanto superior, es el “físico orgánico”, que abarca todas las leyes de las ciencias biológicas.

Luego tenemos el nivel “psicológico”, Citta Niyama en el que se sitúan todas las leyes que rigen el funcionamiento involuntario e instintivo de la mente. Por ejemplo, el hecho de retirar la mano al tocar un hierro candente constituye una muestra del funcionamiento de esta clase de condicionalidad.

Después esta el nivel “kármico”, Kamma Niyama que engloba todas las leyes que gobiernan la forma en que la actividad volitiva afecta a la conciencia.

frases-karma_7

Finalmente encontramos el nivel “dhármico”, Dhamma Niyama, que describe lo que podríamos denominar también como condicionalidad “trascendental”, una clase que experimentan los miembros de la arya sangha. Como este nivel de condicionalidad sólo nos afecta en la medida en que nos relacionamos con esos seres ilustres e, incluso, en ese caso no podríamos percibirlo, lo dejaremos fuera de consideración.

El énfasis occidental y el oriental
Tenemos nociones de los tres primeros niveles de condicionalidad (la física inorgánica, la física orgánica y la psicológica) desde la época escolar, cuando realizábamos prácticas en el laboratorio, provocando explosiones o haciendo competir a los ratones en un laberinto. En Occidente hemos penetrado con más profundidad en estas áreas de conocimiento que cualquier otra cultura en la historia. En cambio, sólo tenemos una conciencia muy rudimentaria, incluso primitiva, de la dimensión kármica o ética de la vida. A diferencia de lo que acostumbramos a considerar los occidentales, la vida budista se basa, quizá por encima de todo, en un conocimiento de la dimensión kármica de la coproducción condicionada, pues el núcleo principal de esta doctrina radica en la posibilidad de cambiar las pautas de comportamiento, lo cual resulta de la comunión del ser con el samsara.

Lo que cuenta es la intención
La esencia de la ética budista reside en el hecho de que el comportamiento condiciona al ser. Sin embargo, no sólo importan nuestros actos. El estado mental que nos impulsa a obrar es crucial. La ética budista es una ética de intención. Los actos en sí mismos son neutrales. Lo que importa es el estado mental, la voluntad que se esconde detrás de la acción. El budismo no habla en términos de correcto o incorrecto, bueno o malo, sino que trata de intenciones positivas o negativas. La voluntad positiva, basada en la generosidad, el amor y la claridad, produce resultados positivos desde el punto de vista kármico, nos aleja del engaño y nos conduce hacia la iluminación. La voluntad negativa, basada en la codicia, el odio y la ignorancia espiritual nos mantiene en el samsara, girando en una rueda infinita de dependencia repetitiva y habitual.

frases-para-dedicar-1394983670gnk48

Moralidad natural y moralidad convencional
El budismo distingue entre “moralidad natural” y “moralidad convencional”. Esta última se compone de una serie de normas y costumbres que surgen del grupo en que se aplican.Varia según el lugar o la época. Por ejemplo, algunas culturas practican la poligamia, que es condenada por otras. Los cristianos comen cerdo sin ningún problema, mientras que los musulmanes y los judíos lo encuentran repugnante. La moralidad convencional aparece, por lo general, como respuesta a ciertas circunstancias sociales concretas, pero suele sobrevivir después de ellas. Por ejemplo, aunque ya no existen razones higiénicas para rechazar la carne de cerdo, en Jeddha o Jerusalén aún resulta difícil encontrarla en las carnicerías.

Actos hábiles o torpes
La moral natural se basa en los hechos de la psicología humana y el funcionamiento de la ley del karma. Juzga las acciones como positivas o negativas, no a partir de los puntos de vista o las costumbres del grupo, sino por su capacidad de generar resultados espirituales beneficiosos. Los actos positivos, que nos alejan del samsara nos aportan una expansión, una claridad y una felicidad mayor y, por lo tanto, menos egocentrismo. Los actos negativos, que refuerzan el sentido del ego, conducen a la limitación al unirnos al samsara. En resumen, los actos se juzgan como positivos o negativos en función de su capacidad para acercarnos a la iluminación o alejarnos de ella.

El secreto de la longevidad mediante ejercicios tibetanos

El secreto de la longevidad mediante ejercicios tibetanos

En el año 1985, Peter Kelder publicó el libro “El Antiguo Secreto de la fuente de la juventud”, en donde reveló una serie de 5 ejercicios tibetanos para la longevidad.

Se trata de un programa de 5 ejercicios utilizado por los monjes tibetanos para rejuvenecer o vivir una vida larga, vibrante y saludable. De hecho, este libro afirma que muchos han vivido más tiempo que la mayoría puede imaginar, siguiendo a menudo el programa a llamado los “5 Ritos tibetanos” o cinco ejercicios tibetanos para rejuvenecer.

0

Los tibetanos afirman que estos ejercicios regulan el sistema endocrino, responsable del buen funcionamiento del cuerpo y del proceso de envejecimiento, ayudan a conciliar el sueño, liberar el estrés, despertarse renovado y con un aspecto juvenil, aliviar dolores, perder peso, mejorar la visión, la memoria y la salud psicofísica, y combatir los dolores de la artritis.

 

Precauciones antes de hacer los ejercicios

  • Durante la primera semana y si estás bien de salud, realiza cada ejercicio tres veces.
  • Si tienes sobrepeso, eres sedentario o tienes problemas de salud, realiza cada ejercicio solo una vez.ritos tibetanos
  • Si tienes obesidad, no realices el ejercicio 4 y 5, ya que fue desarrollado para quienes tienen una mayor fuerza y resistencia.
  • La segunda semana realiza dos veces cada ejercicio, y la tercera semana repite cada uno tres veces, siempre y cuando tu cuerpo te lo permita.
  • 21 veces es la máxima de cada ejercicio que se puede practicar cada día.
  • Si nunca has hecho actividad física, comienza caminando al menos durante 30 minutos a diario, antes de empezar con la serie de ejercicios tibetanos.
  • Lleva a cabo una dieta libre de azúcares y grasas, y evita todos esos alimentos que causan alergias.
  • Realiza todos los ejercicios cada día, y tómate un descanso de un día si fuera necesario.

A continuación los 5 ejercicios tibetanos para la longevidad:

Ejercicio 1: Ponte de pie con la espalda erguida y los brazos extendidos paralelos al suelo, y en línea con los hombros. Enfoca tu visión en un punto y haz de 1 a 21 giros en torno a las agujas del reloj (sin llegar a marearte), manteniendo siempre tu visión sobre ese mismo punto. Mientras giras, inhala y exhala profundamente.

Ejercicio 2: Acuéstate en el suelo boca arriba con tus brazos extendidos a lo largo de los lados y las palmas contra el suelo. Acerca la barbilla al pecho, mientras subes tus piernas y apuntas el cielo con la planta de tus pies. Ahora, baja las piernas y apoya la cabeza al suelo. Inhala cuando subes y exhala cuando bajes.

Ejercicio 3: Este ejercicio tibetano es muy similar a la postura del camello en Yoga. Para hacerlo, arrodíllate en el suelo sin apoyar los glúteos en los talones, y lleva tus manos sobre el ciático. Inclina tu cabeza y cuello hacia adelante, llevando la barbilla al pecho, y regresa a la pose inicial. Después, tira tu cabeza y cuello hacia atrás, arqueando ligeramente la columna. Inhala cuando arqueas y exhala cuando te enderezas.

90a23-dalailama

Ejercicio 4: Siéntate en el suelo con las piernas estiradas y separadas a lo ancho de los hombros, pon tus manos junto a tus nalgas y lleva la barbilla al pecho. Ahora, deja caer tu cabeza hacia atrás, y eleva tus caderas simultáneamente, mientras flexionas tus piernas para crear un puente. Inhala al elevar y exhala al regresar a la pose inicial.

Ejercicio 5: Recuéstate en el suelo boca abajo con tus manos a los lados del pecho, y estíralos elevando tu torso y cabeza para imitar la postura de la cobra en Yoga. Ahora, empuja con tus pies, elevando caderas arriba para formar con tu cuerpo una V invertida. Respira mientras arqueas tu columna, y exhala cuando imitas la pose del perro mirando abajo.

De ser posible, haz estos 5 ejercicios tibetanos para mantenerse joven antes del desayuno para obtener todos sus beneficios. Por otro lado, no los hagas si tienes problemas cardiovasculares, Parkinson, lesiones de columna, vértigo, hipotiroidismo o presión arterial elevada. Consulta siempre con tu médico ante cualquier duda.

fc265cb02a807d36c48fa461d2124583

Elimina el “no puedo” de tu diccionario

Elimina el “no puedo” de tu diccionario

Muchas veces las barreras no están en el exterior sino en nosotros mismos.

Puede que el objetivo sea difícil pero si cuidas tu lenguaje interior será más asequible. Con pensamientos motivadores como por ejemplo “Lo voy a conseguir”, la meta se ve más cerca.

2014.01.14 levántate

“No puedo” es la peor frase que se ha escrito o hablado, haciendo más daño que la calumnia o las mentiras. Sobre ella muchos espíritus fuertes se han quebrantado y con ella muchos buenos propósitos mueren. “No puedo” es la madre de la iniciativa débil; debilita los esfuerzos de inteligentes artesanos y hace del que trabaja un indolente conformista.

El sueño más grande no es aquel que puedas imaginar, sino el que puedas realizar; El hombre piensa que él hace el pensamiento grande, pero en realidad es el pensamiento que hace grande al hombre. Si siempre piensas en lo que eras, seguirás siendo lo que piensas, no podrás ser lo que deseas, hasta que dejes de pensar en lo que eras. 

Dicen que la raíz de todo esta en el comienzo, todo proceso lleva una finalidad, pero lo que importa no es la finalidad si no el sentido del proceso, disfrutar del camino. Mientras creces es la mayor energía que puedes sentir y anclarte es morir en el intento, no importa cuantos soles veas, no importa cuantas lunas duerman lo real, estas vivo y puedes contemplarlas.

Bj7WLhrIUAITMQl

Con estos tres hábitos eliminaras ese yugo que tenemos interiormente y nos frena muchas veces en nuestra vida:

Cambia tus creencias. Empieza por sustituir los pensamientos negativos por otros más positivos sobre la posibilidad de llevar a cabo aquello que deseas. En lugar que pensar que no podrás alcanzar tus propósitos, piensa que merece la pena probar, sin miedo a que las cosas no salgan cómo deseas. El miedo al fracaso es el principal motivo por el que las personas no se atreven a perseguir sus sueños. No quieras cambiar la realidad, sino tu forma de percibirla.

Modifica tu lenguaje. La forma de expresarnos es muy importante a la hora de ir en pos de aquello que anhelamos. Elimina de tu lenguaje el “no puedo” y sustitúyelo por el “sí, quiero”. Utiliza frases motivantes en tu diálogo interno, como “voy a intentarlo” o “si persevero en mi empeño, lo conseguiré”. Ten claro que “querer es poder”.

Traza un plan de acción. Para conseguir una meta, es necesario definir claramente qué se quiere y fijar un camino claro hasta llegar a ella. Una buena técnica es anotar los pasos necesarios para lograr el objetivo final e ir tachando cada uno de ellos conforme se vayan dando, sintiendo cómo poco a poco se van subiendo los peldaños de la escalera que te llevarán hasta tus sueños.

1275593968_196c96ed52b0604702a464

Cada vez que lleguen a ti pensamientos negativos, cada vez que escuches esa voz interna diciéndote “no puedes”,  ríete y convéncete a ti mismo que naciste para triunfar y para ser todo lo que has soñado.

Seis consejos para empezar el día con energía

Seis consejos para empezar el día con energía

Esta claro que el principal factor para empezar el día con energía, es una buena noche de sueño y descanso. No obstante, en numerosas ocasiones nos afectan cosas externas que hacen que el día se vuelva pesado. Aquí te damos 6 consejos para que te levantes con optimismo y energía para afrontar cualquier reto que se te proponga.

Ante todo, hay que hacerse una pregunta :¿Por qué estoy cansado?

Esa es una pregunta muy importante: necesitas identificar qué es, precisamente, lo que te está quitando la vitalidad. Puede ser una mala noche de sueño, malas condiciones para el descanso, un colchón muy viejo que no permite la mejor relajación del cuerpo, o el perro del vecino que ha ladrado toda la noche. Esos casos se solucionarían con cambios inmediatos, como configurar el termostato de la habitación, cambiar o rotar el colchón, pedirle al vecino que guarde a su perro por las noches, y así tener una noche reparadora que, al siguiente día, se traduzca en energías para tu cuerpo y tu mente.

6563273df02954d3a85591333f3411f3

También debes identificar si, por ejemplo, hay una enfermedad que estés incubando o desarrollando. Si es temporada de resfriados, de gripe, o si has estado en contacto con una persona enferma, entonces necesitas tomar las medidas necesarios. A veces hará falta abrigo y reposo, otras será conveniente consultar con un médico para hallar el mejor curso de tratamiento. Si notas alguna enfermedad, no intentes disimularla con productos como bebidas, infusiones o medicamentos, pues podrías empeorar tu cuadro.

Finalmente, recuerda que el estrés, los pensamientos reiterados, las preocupaciones y otras afines también hacen que despiertes cansado y sin ganas. En estos casos, podemos recomendarte atender la fuente de tus preocupaciones con la mecánica que sea más apropiada, para poder resolver, solucionar, y así renovar el espíritu. O bien, poner en práctica las técnicas de meditación que te recomendamos en artículos anteriores.

Como-atraer-energia-positiva-reflexion

6 pasos para empezar el día con energías

Una vez que identifiques la causa de tu cansancio, haz los cambios más apropiados para cada caso. Y en el resto de los días (por ejemplo, si despiertas desganado luego de una larga semana de trabajo), sólo ten en cuenta estos consejos para comenzar la jornada con energías y vitalidad, fácilmente:

1. Sal de la cama ni bien escuches el despertador. Quedarse durmiendo esos 5 minutos extra no te hará sentir más descansado, sino todo lo contrario. Cuando escuches la campana abre los ojos, da un buen estirón de brazos, bosteza con la boca completamente abierta para oxigenar tu mente (esto es más importante de lo que piensas), y levántate con determinación: ¡comienza un nuevo día y pueden pasarte cosas geniales!

 

2. Escucha música: En lugar de ir en silencio arrastrando los pies hasta llegar a tu cepillo de dientes, pon una radio cerca de la cama (pero no en tu mesa de noche) y enciende tu estación favorita, o pon algo de música energizante que te haga sentir alegre y hasta con ganas de bailar, incluso si no fuera la clase de música que oyes normalmente (sí, estamos hablando de esos placeres culposos que solemos disimular). La música te ayudará a despertar la mente, te dará placer, y te estimulará mucho más que el silencio o las noticias.

 

3. Bebe agua: Aunque parezca algo simple y sencillo, es profundamente importante para comenzar el día con energías, y quizás uno de los actos más simples que puedes hacer: bebe un vaso de agua fresca. Ni caliente ni demasiado fría; ni una tacita ni una botella entera: un simple vaso de agua fresca te despertará del todo, hidratará cada célula de tu cuerpo permitiendo que tu organismo funcione mejor, y te hará sentir renovado.

 

4. Mueve el cuerpo: Baila al son de esa música, o haz una sesión de ejercicios antes de tomar tu baño de la mañana. Mover tu cuerpo te hará sentir renovado, lleno de energías. Si eres un deportista seguro tendrás una rutina armada, pero si no lo eres, simplemente baila con soltura, sube y baja las escaleras algunas veces, o sal a la calle y camina un poco para activar tu cuerpo y tus músculos.

frases-de-optimismo-3

5. Toma un baño: Antes de salir de casa, prueba con tomar un baño o una ducha. Usa agua caliente para descongestionar tus vías respiratorias, relajar los músculos, reducir la liberación de cortisol y aumentar la de oxitocina (para reducir el estrés), o elige una ducha de agua fría para despertar el cuerpo y la mente, vencer la fatiga, reducir la inflamación si la hubiera, y refrescarte en los meses de verano.

 

6. Desayuna y piensa: Tomar una taza de café a los apurones no es bueno para tu cuerpo fatigado. Con sólo 5 minutos extra siéntate a beberlo, come al menos una tostada con dulce (o lo que quieras), mientras piensas qué harás en el día. Estos minutos serán de extrema eficiencia para tu productividad, sin mencionar que harán maravillas el comienzo del día. Piensa qué fruta tomarás al trabajo, o el número del tren que tomarás. Piensa en cuántos pisos hay que subir para llegar a la oficina. Imagina planes, tareas pendientes, obligaciones para el día o lo que sea: no sólo te organizarás mejor, sino que también despertarás tu mente y la llenarás de energías.

Estos consejos pueden parecer extremadamente simples, pero no será sino hasta que los pongas en práctica que notarás su enorme poder. Así, lograrás comenzar el día con energía, con alegría, y listo para tener una jornada exitosa.

Pin It on Pinterest